Volver al listado

Raúl Alamillo, posgrado de la Universidad de Navarra nos cuenta su experiencia

Raúl Alamillo Gutiérrez llegó desde México hace unos meses a Pamplona para iniciar su posgrado. La experiencia parece estar valiendo la pena.

 

 

¿Fue fácil su llegada a Pamplona? ¿Se sintió acogido?

Sí…llegué a Pamplona en periodo vacacional y en Unicasa me atendieron y me apoyaron con todo lo necesario durante esos días.

¿Le ha resultado fácil la integración en la comunidad universitaria?

Absolutamente. La Universidad de Navarra es una comunidad académica internacional que nos da a todos los estudiantes la oportunidad de entrar en contacto con profesores y estudiantes de varias partes del mundo.

¿De qué manera cree que le ayuda Unicasa a sacar con éxito adelante su posgrado?

Unicasa responde perfectamente a las necesidades de un estudiante de posgrado como es mi caso. Puesto que la carga académica de trabajo es muy absorbente, uno no puede perder el tiempo en comprar comida y cocinar, ni en lavar y planchar la ropa…Unicasa ofrece un servicio a la medida que responde perfectamente a lo que necesitaba: una persona muy agradable cocina una comida riquísima, y el servicio incluye el aseo y lavado y planchado de ropa. Además, debo decir que muchos de mis compañeros del posgrado estaban asombrados del costo-beneficio, ya que haciendo cuentas, ellos terminaban pagando un precio similar en su piso sin los servicios que ofrece Unicasa, con la diferencia de ellos tienen que destinar parte de su valioso tiempo día tras día para resolver qué van a comer y dónde…

¿Qué opina del ambiente universitario de Pamplona?

Es insuperable. Prácticamente Pamplona es una ciudad universitaria, y por tradición, los jueves se acostumbra a salir de “juevincho” donde uno puede encontrar una gran número de estudiantes universitarios.

¿Qué le parece Pamplona como ciudad? ¿Qué destinos recomendaría visitar en Pamplona o en las proximidades?

Pamplona es una ciudad tranquila, segura. Ideal para la vida universitaria. Pamplona y sus alrededores son la oportunidad perfecta para salir a caminar por sus senderos, y para visitar los lugares turísticos de la ciudad. También es verdad que en términos generales es una ciudad más cara respecto de otras ciudades de España: eso se refleja por ejemplo en el tema de lo que uno consume en los bares: en Granada me encontré excelentes menús por 8 euros, y acá no he visto uno que valga menos de 12 euros, con los bocadillos es algo similar en la relación de precios.

¿Qué cree que le está aportando estudiar un posgrado lejos de su casa?
Ya el hecho de estudiar un posgrado en una universidad extranjera es un plus en sí mismo. El estudiar dicho posgrado en Navarra es aún mejor. La Universidad de Navarra está reconocida por su calidad y excelencia académica a nivel global y europeo, y en España se ubica entre las cinco mejores.

¿Está cumpliendo la experiencia que está viviendo sus expectativas?

Perfectamente. Es una experiencia en muchos sentidos, no sólo académica: es la oportunidad de hacer amigos, de establecer contactos académicos y profesionales, de conocer lugares inolvidables.

Finalmente ¿qué consejos daría a los alumnos que vengan a Pamplona a estudiar un posgrado en el futuro?

Para los que vienen de lugares donde las temperaturas son altas como es mi caso lo ideal es venir con un buen abrigo o comprar uno una vez pisando tierras españolas. Ese consejo lo recibí de un amigo latinoamericano que ya estaba estudiando acá y se lo agradeceré siempre.

FOTO – Raúl Alamillo a la entrada del fortín de la Ciudadela en el centro de Pamplona

Comparte esta noticia: